El nuevo Mallorquín del Verano es Kyril de Bulgaria. Y no podría ser de otra manera, porque el príncipe de Preslav es un enamorado de Mallorca. Desde hace años tiene residencia en Porreres y allí crecieron sus hijos. Contrajo matrimonio con Rosario Nadal en la Catedral de Mallorca y ha pasado veranos navegando por el mar de la isla.

No es raro entonces que la Asociación Mallorquines de verano decidiera otorgarle este reconocimiento en un acto que se celebró ayer en la azotea del GPRO Valparaíso Palace & SPA y que estuvo amenizada por el grupo La Boheme. "Es un gran honor para mí y después de tantos años en las playas de aquí", declaró ayer el príncipe. "Me gusta el aire libre, la vida local de los pueblos mallorquines e incluso Palma, la capital, me encanta", detalló Kyril, quien presentó en el acto a su nueva novia, Katharine Butler, a quien conoció hace un año y medio en Londres a través de un amigo común. Además, confesó que tras 30 años veraneando en la isla, sería un lugar en el que se quedaría a vivir.

El director del establecimiento hotelero y presidente de la asociación, Toni Ferrer, junto con la colaboradora de DIARIO de MALLORCA, Vanessa Sánchez y Tommy Ferragut, le entregaron el premio, que se creó para reconocer y agradecer a aquellas entidades o personas que no residen en la isla, pero que pasan largas temporadas en ella. El galardón consistió en una pieza realizada en exclusiva por la firma mallorquina Gordiola y un kit de mallorquinidad, compuesto por una sobrasada de port negre, vino del Pla de Llevant y flor de sal des Trenc.

Entre los invitados se encontraron la diseñadora de joyas Coolook Mar Aldeguet, que ha realizado piezas para Letizia, el presentador de televisión Joan Monse o el teniente coronel Ortiz.

Enllaç a l'original:

https://www.diariodemallorca.es/sociedad/2019/08/03/kyril-bulgaria-premiado-mallorquinidad/1438300.html?utm_source=rss