La Mancomunitat Pla de Mallorca, presidida esta legislatura por Joana Maria Pascual (regidora de El Pi en el ayuntamiento de Ariany), admite la necesidad de garantizar cantidad y calidad del agua que se suministra. "En algunos municipios en verano hemos tenido problemas en cuanto a cantidad de agua, ya que el caudal de los pozos era insuficiente y en otros el problema del agua es el de la calidad de la misma, por lo que se tendrán que llevar a cabo acciones para solucionar estos dos problemas en la mayor brevedad posible, que sin duda pasarán por la conexión de nuestras redes con las de la Agència Balear de l'Aigua i de la Qualitat Ambiental (ABAQUA), para poder disfrutar de agua en cantidad y calidad", sostiene la dirigente del ente.

En el presente mandato 2015-19 "ya se han hecho gestiones para solucionar este problema, pero la complejidad del proyecto impulsado hace que sea imposible poder ejecutarlo desde la Mancomunitat, por lo que se tendrá que implicar a organismos supramunicipales en ello ya sea el Govern balear o el Ministerio".

En concreto, aprovechando la convocatoria del Impuesto de Turismo Sostenible (ITS) de 2017, la Mancomunitat Pla de Mallorca presentó el Proyecto de suministro de agua potable en la comarca. El territorio implicado en esta iniciativa contemplada por la ecotasa: Algaida, Ariany, Costitx, Lloret, Llubí, Maria De La Salut, Montuïri, Petra, Porreres, Sant Joan, Santa Eugènia, Sencelles, Sineu, Vilafranca. Mientras que el importe concedido: 500.000 euros. La descripción del plan: "Este proyecto pretende dar una solución definitiva a los diferentes problemas de sequía e insalubridad del agua que padecen cada verano la mayoría de municipios del Pla".

El motivo de la renuncia


Pascual explica que "la Mancomunitat tuvo que renunciar al proyecto objeto de subvención por el ITS 2017 a causa de que era imposible tenerlo finalizado con los plazos que establecía la convocatoria de la subvención. Un proyecto como el que se había previsto requería de estudio del trazado, proyecto de trazado con todos los informes medioambientales y técnicos requeridos, y el proyecto definitivo. Luego, una vez realizado, tampoco había la certeza de que se pudiera ejecutar por falta de recursos económicos".

En el servicio de agua de la mancomunidad "están incluidos 11 de los 14 municipios" del ente. Quedan fuera Petra, Sant Joan y Sencelles. El servicio incluye el suministro de agua y las aguas residuales, el alcantarillado.

En esta legislatura 2015-19, los problemas del agua han sido objeto de serio debate y discusión en pueblos como Vilafranca.

Enllaç a l'original:

https://www.diariodemallorca.es/part-forana/2019/06/05/pla-advierte-problemas-cantidad-calidad/1422894.html?utm_source=rss