El veranillo de San Martín o estiuet de Sant Martí, que ha disipado las lluvias y las bajas temperaturas de Mallorca durante el fin de semana, prolonga su acción en la isla hasta el próximo miércoles.

Hoy domingo ha dejado temperaturas más propias de la primavera que del ecuador del otoño: 24 grados en Pollença, 22 en Capdepera, Palma y Porreres; 21 en Lluc, Manacor y Calvià, y 15 en la Serra d'Alfàbia, en Bunyola.

El lunes el tiempo apacible se repetirá. Según la previsión de la Aemet, se espera cielo poco nuboso o despejado con temperaturas en ascenso y vientos flojos del sureste que rolarán a sur por la tarde. Por la noche pueden producirse brumas y bancos de niebla. La bonanza meteorológica registrará valores de entre 22 y 18 grados.

El martes las temperaturas seguirán siendo altas, pero el día puede empezar con brumas y bancos de niebla. Los vientos soplarán del este.

El miércoles tampoco habrá cambios en las temperaturas, ni en los vientos de componente este, pero por la tarde el cielo se cubrirá de nubes, anunciando el cambio que se producirá el jueves, que traerá lluvias localmente fuertes que pueden ir acompañadas de tormenta, coincidiendo con el Dijous Bo, la gran fiesta de la ciudad de Inca.

Enllaç a l'original:

https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2018/11/11/tiempo-mallorca-veranillo-san-martin/1364519.html?utm_source=rss