La proliferación del alquiler turístico en el Pla ha supuesto un claro impulso de la actividad económica de estos pueblos. La comarca, que ha vivido históricamente de espaldas al turismo, ha vivido su mejor temporada con una notable presencia de turistas que han apostado por sus bares, restaurantes y comercios.

Ante la falta de plazas hoteleras, el Pla ha apostado seriamente por el alquiler de viviendas y ello se nota en los datos facilitados por la Conselleria de Turisme del Govern. De estos pueblos, Algaida presenta el más alto índice de oferta con 796 plazas seguido de Sineu con 726, Sencelles (724), Petra (672), Porreres (619), Llubí (435), Ariany (385), Sant Joan (352), Montuïri (341), Costitx (305), Lloret (263), Santa Eugènia (230), Maria (217) y Vilafranca (214).

El lleno total que ha presentado esta oferta de interior ha beneficiado a los establecimientos de los pueblos. La presencia notablede turistas comprando, comiendo o consumiendo no ha pasado desapercibido por los vecinos; así como los vehículos de alquiler por calles y plazas.

Así lo confirman dos restauradores de la zona. Por una parte, Joan Riera del Restaurant Can Salom de Petra quien muestra su satisfacción «por la alta presencia de turistas, cada día llenamos nuestras mesas y es una realidad de la que nos beneficiamos todos los del pueblo». Del mismo modo se expresa Pere Garí del Restaurant s’Estanc Vell de Vilafranca. «Este verano hemos notado un incremento de turistas interesados en conocer nuestra cocina, han sido turistas alojados en la Vila pero también de pueblos cercanos», explica Garí.

Enllaç a l'original:

https://ultimahora.es/noticias/part-forana/2017/09/11/290891/fiebre-del-alquiler-turistico-impulsa-actividad-economica-pueblos-del-pla.html