Han pasado ya varios días tras la finalización del curso 2016-2017 y en Porreres todas las vistas están puestas en si las plazas escolares serán suficientes para iniciar el próximo curso en los diferentes centros escolares de la población. Las conversaciones entre el Ayuntamiento y la conselleria de Educación van por buen camino y todo apunta a que la ampliación de la Escola Nova estará lista para empezar el curso 2018-2019, y que el instituto también ganará volumen entre 2019 y 2023 (es decir, durante la próxima legislatura).

Puestos en contacto con los cuatro centros de escolarización porrerenca, parece ser que estos podrán iniciar el curso que viene sin demasiados problemas ya que Sa Sitra, la escoleta que acoge a unos 60 alumnos de entre 0 y 3 años tiene espacio suficiente. El colegio concertado Verge de Monti-sion también tiene sitio para seguir albergando a sus alumnos, unos 230.

Los que más problemas de espacios encuentran son la Escola Nova, con 350 alumnos y el IES Porreres, con 400, que están al límite de sus capacidades, utilizando desde hace años todos los espacios comunes como aulas con el complemento de prefabricadas. En la Escola Nova se han tenido que suprimir las de psicomotricidad, la biblioteca o informática, entre otras, para que sean clases, y en el instituto se imparten diversas materias en la zona del almacén, la secretaria y la biblioteca.

Durante este pasado curso el ayuntamiento de Porreres cedió parte del Casal Jove donde se instalaron dos aulas de Primaria, con la condición que durante este curso se redactase un proyecto de ampliación de la Escola Nova. Todo apunta que durante el mes de septiembre dicho proyecto ya estará redactado, y al finalizar las clases del curso 2017-18 se iniciarán las tan esperadas y ansiadas obras de ampliación que solucionarán el problema de espacio que lleva soportando la comunidad educativa.


De momento, prefabricadas

De momento y para el próximo curso la Escola Nova pasará a ser un centro completamente de dos líneas, y para ello se instalará una nueva aula prefabricada que albergará el alumnado de sexto de Primaria. Desde la dirección están muy satisfechos con el cambio mostrado por la Conselleria y muestran su agradecimiento por los medios humanos y materiales que se van a recibir en vistas al próximo curso, y que les permitirá realizar sus labores educativas con normalidad a la espera de la ampliación.

La solución para el IES Porreres será más a medio plazo. Dicho centro acoge al alumnado de las poblaciones de Montuïri, Vilafranca y Porreres que va aumentando año a año. Para el próximo curso se tendrá que instalar una nueva aula prefabricada en la que se impartirán las clases.

Existe el interés por parte de la conselleria de Educación por tener un proyecto de ampliación del centro listo para antes de finalizar la presente legislatura, el cual no se podría ejecutar sin embargo hasta el período que va del 2019 al 2023. Mientras tanto, se tienen previstas diversas intervenciones que ayudarán a sostener la masificación hasta que llegue la ampliación.

Enllaç a l'original:

http://www.diariodemallorca.es/part-forana/2017/07/05/educacion-compromete-ampliar-escola-nova/1229825.html?utm_source=rss