La Conselleria de Medi Ambient i Territori destinará, entre el año 2019 y este 2020, un total de 580.000 euros para proyectos de mejora de la gestión de residuos. Es el caso de Llucmajor, con una ayuda de 18.000 euros, que el próximo lunes día 20 iniciará la recogida selectiva puerta a puerta y se convertirá así en el municipio líder de la recogida selectiva en las Balearse. Ello permitirá al municipio cumplir los objetivos que marca la Ley de Residuos.

La ayuda que ha recibido Llucmajor forma parte de los 303.000 euros que desde la dirección general de Residus i Educació Ambiental han dado, durante el 2019, en las subvenciones para la financiación de inversiones relativas a la prevención, reducción y gestión de residuos. Para este año se prevé destinar otros 278.000 euros a unos 15 proyectos. En este caso la mayoría de propuestas han de servir para mejorar las deixalleries municipales. En total los ayuntamientos o empresas públicas beneficiadas han sido 32.

Sebastià Sansó, director general de Residus i Educació Ambiental, indica que «el dinero ha ido destinado mayormente a financiar planes y programas de prevención y gestión de residuos municipales, así como campañas de sensibilización de residuos, comunicación e información».

Todas estas ayudas han servido a los municipios para poder apostar, de manera más clara, por el reciclaje y la correcta gestión de residuos.

En las ayudas previstas para este mismo año destacan la inversión en los municipios de Inca (40.000 euros); Capdepera (22.000); Marratxí (18.000 euros): Consell (17.000); Selva (17.000); Calvià (13.000); Andratx (12.000); Porreres y Campanet (11.000 euros); Mancor (8.000); Alaró (5.000) y Vilafranca (1.000 euros). La mayoría de estos proyectos consistirán en instaurar las infraestructuras necesarias para la correcta gestión de residuos.

Llucmajor

Sobre la implantación de la recogida selectiva en Llucmajor, el conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir, destacó ayer que es «un orgullo poder colaborar en un cambio de esta magnitud para el municipio y tiene que servir para el resto de ayuntamientos». Y es que en Llucmajor, el próximo lunes, se retiran los contenedores de fora vila y del interior de la ciudad de Llucmajor y se implantará el sistema de recogida puerta a puerta. Además, se han creado cuatro áreas de aportación para los vecinos.

Éric Jareño, alcalde de la localidad, señaló que de esta manera, el Consistorio se adapta a la Ley de Residuos. «Queremos acabar con los vertederos incontrolados y con imágenes deplorables de calles y aceras llenas de basura, además de suprimir los contenedores dentro del pueblo». Añade que «con estas actuaciones nos hemos marcado los siguientes objetivos: la reducción de la producción de residuos en un 10 %, llegar a un 30 % de recogida selectiva a finales de 2020 y recoger la fracción orgánica, tal como marca la ley».
A ello hay que añadir que se estudian sistemas alternativos para el Arenal, urbanizaciones y los otros núcleos de población.

Enllaç a l'original:

https://www.ultimahora.es/noticias/part-forana/2020/01/16/1134935/govern-destina-580000-euros-mejorar-gestion-residuos-municipios.html