El belén mallorquín en el Centro Cultural de La Misericòrdia de Palma es un clásico en la ruta de belenes mallorquines. Con esta será la 17 Navidad que se instala con todo tipo de detalles. Sus responsables, cinco mujeres: Margalida Bover, Victoria Heredero, Aina López, Catalina Rullán y María Rosa Forteza, de la Associació de Betlemistes de Mallorca. En tan sólo diez días montan las distintas maquetas simulando paisajes y escenas típicas de Mallorca.

El nacimiento de este año cuenta con algunas interesantes novedades ya que, como afirma Margalida Bover, «es un pequeño y muy querido homenaje a Bel Roig y Joan Mestre, un matrimonio que durante 46 años han sido los guardeses del claustro de Montesión de Porreres». Bajo los soportales se pueden apreciar las figuras de la Virgen María, el niño Jesús y San José. La Anunciación a los pastores se encuentra en una cueva subterránea. Es otra de las novedades. La apertura e inauguración, celebrada ayer por la tarde, contó con la visita de la vicepresidenta del Consell de Mallorca, Bel Busquets, quien observó cada una de las más de 500 figuritas hechas a mano por Bover, quien precisamente comentó que «el belén funciona con sugerencias de la gente. Dejan su comentario en el buzón y para el próximo año intentamos añadirlo», señala.

Nuevas figuras

De hecho, en esta ocasión se ha incorporado la figura de los Tamborers de la Sala. Además de los oficios, las costumbres y las tradiciones de Mallorca, el belén –que se puede observar tranquilamente desde unos ventanales de metacrilato– recrea espacios naturales de Mallorca, y actividades o fiestas que aún se celebran o que se han perdido, los trabajos y modos del campo mallorquín.

Los Reyes Magos llegan a bordo de llauts de vela latina y a orillas de la costa se pueden apreciar algunos contrabandistas.

Enllaç a l'original:

https://www.ultimahora.es/noticias/palma/2019/11/30/1124947/misericordia-presenta-clasico-belen.html