En un multitudinario día de Tots Sants, como es habitual, a las 12:00 horas de la mañana ha dado comienzo el acto de Memòria de Mallorca junto al Muro de la Memoria del cementerio de Palma. Un acto celebrado este viernes que congregó a cerca de un centenar de personas, algunas de ellas familiares de víctimas del franquismo, y un buen número de representantes políticos de la izquierda balear, algunos de los cuales aprovecharon para pedir el voto en el primer día de campaña, caso del candidato socialista Pere Joan Pons.

La presidenta de Memòria de Mallorca, Maria Antònia Oliver, recordó que, cuando era niña en Inca e iba al cementerio con sus padres, su madre se lamentaba de no tener una tumba a la que poder llevar flores a su padre. «Yo entonces pensaba que no éramos normales, pero hoy tenemos un memorial con nombres de personas asesinadas y otras anónimas donde se les puede recordar públicamente y son un ejemplo de lucha». Añadió que «queremos que su sacrificio sirva para algo, que sirva para la reparación de la memoria para un mundo más justo». Oliver se refirió a la reciente exhumación de Franco del Valle de los Caídos y admitió que «es un paso adelante pero todavía hay mucha gente en las cunetas».

Este viernes, ha dicho, «hay gente que ha podido traer una flor por primera vez a un familiar suyo asesinado por el franquismo gracias a las 14 personas identificadas en la fosa de Porreres». «Con nuestro pañuelo rojo seguiremos luchando por todas estas personas aunque de forma despectiva algunos nos llamen buscadoras de huesos», culminó.

También la secretaria de Memòria Histórica, Tonina Mercadal, aseveró que «no permitiremos que se involucione respecto a la memoria histórica, ni la equidistancia, no dejaremos que se toquen las fosas ni la ley de memoria democrática». Recordó a las trece rosas, «mujeres pioneras y luchadoras que recientemente han sido insultadas».

Entre los presentes estaba Guillermo, nieto de Joan Cañellas que fue la primera víctima identificada de Porreres.

A continuación se abrió un turno de palabras e intervino Joan Bonet representación del Frente Obrero, quien dedicó duras palabras para «la política traidora de la izquierda del sistema», que aseguró «se viene a lavar la cara en actos como este».

El alcalde de Palma, José Hila, no pudo evitar responderle y asegurar que «ciertamente hay mucho por hacer pero que también se ha hecho mucho». Como sacar a Franco del Valle de los Caídos, lo que ha sido «un acto de justicia y dignidad».

Recordó que el Ajuntament de Palma ha homenajeado como cada año a Emili Darder, alcalde de Ciutat; Alexandre Jaume, hijo ilustre; al alcalde de Inca Toni Mateo y al empresario de Alcúdia Antonio María Ques, los cuatro asesinatos el 24 de febrero del año 1937.

«La izquierda gobierna y la lucha continuará con nosotros, tenemos que trabajar con más fuerza para que continúe gobernando la izquierda y no vuelvan los que un día estuvieron», dijo Hila.

Para acabar el acto se procedió a la ofrenda floral colectiva tras la cual los jóvenes del Frente Obrero cantaron La Internacional junto al Muro de la Memoria.

Enllaç a l'original:

https://www.ultimahora.es/noticias/local/2019/11/01/1117811/tots-sants-campana-electoral-cuela-acto-memoria-mallorca.html