Las diferencias entre ambos clubes son monstruosas, sobran las comparaciones, pero el Mallorca quiere ganar este partido. Suena a quimera, como para la mayoría de clubes del mundo, pero los bermellones saben que tumbar al Real Madrid es posible. Y eso no es ningún tópico. Hay ejemplos para todos los gustos, algunos de ellos vividos en el mismo Son Moix, escenario este sábado del encuentro (21 horas/Movistar).

Los bermellones deben rozar la perfección, como aseguró ayer el centrocampistaFebas, y eso pasa por ser mejor como bloque, en todas las líneas del campo y, por supuesto, superar al rival en los duelos individuales. El Real Madrid es una conjunción de estrellas internacionales con, en la mayoría de los casos, un palmarés al alcance de muy pocos, pero el camino del triunfo pasa por creer queRaíllo puede controlar a Benzema, que Sastre puede anular a Hazard y queBudimir puede superar a Sergio Ramos, entre algunos ejemplos. No queda otra.

Los blancos son muy superiores en cuanto a calidad, pero el objetivo de los baleares debe ser que eso no se note. O que se note lo menos posible. Y los rojillos, por su parte, deben tratar de sacar a relucir sus virtudes, que las tienen, más allá de anular las del adversario. Eso sí suena a tópico, es verdad, pero es la realidad.

La alineación por la que apostaráVicente Moreno está mucho más clara que la de Zidane, que no podrá contar con Luka Modric, Gareth Bale y Lucas Vázquez. Todo apunta a que el valenciano apueste por el once de casi siempre, por lo queKubo esperaría su oportunidad en el banquillo. Esto se traduce en que diez de los once futbolistas que saltarán al césped para medirse al líder de la Liga forman parte del histórico equipo que logró el ascenso a Primera División. Y el otro, que es Febas, también jugó en Segunda, en este caso en las filas del Albacete.

Y el ejemplo de las distancias entre unos y otros todavía es más exagerado porque mientras los Ramos, Carvajal, Casemiro, Benzema y compañía levantaban la Liga de Campeones, la decimotercera de la historia del Real Madrid el 26 de mayo de 2018, el Mallorca dormía en Miranda de Ebro soñando con abandonar la Segunda B. Y lo lograron al día siguiente. Reina, Sastre, Raíllo, Fran Gámez, Salva Sevilla y Lago se convirtieron en héroes en Anduva. El sábado, sin embargo, se enfrentarán a aquellos jugadores que copaban las portadas de todo el mundo.

No obstante, eso no debe ser ninguna excusa para no intentarlo. Este partido es un premio para todos ellos, cierto, pero también una oportunidad de dejar claro que no van a ser comparsas, por mucho lujo que haya en la otra parte del terreno de juego. Además, el Mallorca necesita que el Real Madrid no esté inspirado, algo complicado si se tiene en cuenta que, pese a vivir un ambiente enrarecido por sus problemas en Europa, en la Liga no ha perdido ningún encuentro. Ha ganado cinco y ha empatado tres, unos dieciocho puntos que nadie ha logrado en estas primeras ocho jornadas y que están muy lejos de los siete que tiene el Mallorca.

Zidane recuperó en la sesión de ayer a internacionales que regresaron sanos de los partidos con sus selecciones, como Hazard, Militao, Casemiro más los porteros Courtois y Areola, pero no podrá contar con los lesionados Lucas Vázquez, Modric y Bale. El peaje del 'virus FIFA' lo vuelve a sufrir una vez más el Real Madrid con las bajas de los dos últimos en Son Moix.

En el duelo que enfrentaba a ambos en la fase de clasificación a la Eurocopa 2020, el Gales-Croacia, dejó una fuerte contusión en el cuádriceps derecho de Modric y molestias en el gemelo de Bale. Serán baja en Mallorca junto a Nacho Fernández, el alemán Toni Kroos y el calvianer Marco Asensio. La enfermería madridista vuelve a llenarse a días de un duelo decisivo en Liga de Campeones frente al Galatasaray en Turquía y con el clásico a semana y media.

El técnico francés reforzó su grupo de trabajo con los canteranos del Castilla Diego Altube, Víctor Chust, Javi Hernández, Guillem Rodríguez, Ayoub Abou y Antonio Blanco, más el juvenil mallorquín Pablo Ramón y Esteban Aparicio, para un entrenamiento con balón en ejercicios variados y partidos en espacios reducidos.

Por su parte, Moreno ya hace días que tiene a su disposición aValjent y Trajkovski, que llegaron sin problemas físicos de sus compromisos con Eslovaquia y Macedonia del Norte. Kubo, cedido precisamente por el Real Madrid, se espera que hoy ya se ejercite con normalidad después de haber disputados solo cuatro minutos en los dos partidos disputados por su selección de Japón esta semana. No apunta a titular ante sus excompañeros, pero da la impresión de que gozará de minutos en la segunda parte. Juegue quien juegue, el Mallorca tiene una gran oportunidad. Quiere que la fiesta acabe bien.

Raíllo vs. Benzema

Raíllo llega a tiempo al partido tras superar unas molestias físicas con la difícil misión de controlar a Benzema, uno de los jugadores más en forma del Real Madrid y uno de los máximos goleadores de la Liga, con seis dianas. El talento del francés con el balón en los pies, actuando como punta o entre líneas será uno de los grandes dolores de cabeza para el central cordobés, que tiene un gran reto por delante.

Baba vs. Casemiro

Baba debe tratar que Casemiro no se sienta cómodo. El madridista aporta mucho equilibrio a los suyos en el centro del campo, por lo que si el mallorquinista le iguala o incluso supera en fuerza a intensidad, los de Zidane lo notarán sustancialmente. Es uno de esos partidos en los que el africano debe demostrar personalidad ante uno de los mejores del mundo en el pivote defensivo.

Lago vs. Carvajal

Lago tiene una gran oportunidad para lucirse ante el lateral internacional, que puede acusar el cansancio del duelo del martes en Suecia. El extremo debe apostar por hacerle daño con su velocidad y probar fortuna en el uno contra uno. Además, en ese caso a buen seguro que el blanco intentaría menos incursiones ofensivas, uno de sus puntos fuertes, para no perder la posición.

Budimir vs. Sergio Ramos

Budimir, indiscutible para Vicente Moreno, debe tratar de sorprender al central internacional con su habitual pelea por cada uno de los balones. Anticiparse al andaluz en los balones divididos puede ser una de las grandes bazas para hacer daño al Real Madrid. También hay que vigilar a Ramos cuando suba a rematar los saques de esquina ya que es muy efectivo en esa faceta.

Reina vs. Courtois


Reina está cuajando muy buenas actuaciones en este primer tramo del curso y prolongar su sensacional nivel es una de las claves para que el Mallorca tenga más opciones de tumbar al Real Madrid. Courtois, por su parte, considerado uno de los mejores porteros del mundo, está cuestionado por su bajo rendimiento, un buen aliciente para Budimir y compañía.

Sastre vs. Hazard

Hazard, una de las grandes bazas ofensivas del Real Madrid, busca reivindicarse tras dejar dudas en sus primeros partidos con los blancos, una circunstancia que debe evitar a toda costa Joan Sastre. El de Porreres no debe ni dejarle pensar con el balón en los pies ya que es muy peligroso, tanto en juego estático como en una contra. Quizá el rojillo subirá menos su banda.

Enllaç a l'original:

https://www.diariodemallorca.es/rcd-mallorca/2019/10/17/duelos-mallorca---real/1456732.html?utm_source=rss