El parque de la Rectoría de Binissalem acogió ayer la fiesta de bienvenida de los niños saharahuis, de entre 9 y 12 años, que pasan este verano en Mallorca con familias de acogida.

Llegaron el 29 de junio y estarán hasta el 2 de septiembre. En total, han llegado a la isla 79 pequeños. Distribuidos por municipios, Palma acoge a 29; le sigue Llucmajor con cinco; con cuatro Inca, Marratxí y Manacor; tres en Calvià, Costitx, Pollença, Santa Margalida y Sineu; dos en Artà, Bunyola y Puigpunyent; y uno en los municipios de Andratx, Felanitx, Lloseta, Binissalem, Maria de la Salut, Muro, Petra, Porreres, Santanyí, Sencelles, Sóller y Vilafranca.

40 aniversario


Según explicaron Catalina Rosselló, presidenta de la Associació Amics del Poble Saharaui, y Manolo Mulet, coordinador del programa Vacances en Pau, esta fiesta tiene como objetivo reunir a las familias para que puedan intercambiar impresiones. En este sentido destacaron que, a nivel estatal, este año se celebra el cuarenta aniversario del programa de acogida. En Balears la primera edición se celebró en el año 1987.

Los niños saharauis aseguraron que lo que más les gusta de Mallorca es "la piscina, la playa, jugar con la Play Station, ir de compras, estar con los amigos" así como "los juegos que les enseñan en las escuelas".

Por su parte, los padres de acogida manifestaron que estos niños manejan a la perfección juguetes como coches teledirigidos y también los teléfonos móviles.

Enllaç a l'original:

https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2019/07/14/mallorca-ninos-saharauis/1433569.html?utm_source=rss