Las tradicionales procesiones del Encuentro que se celebran en las localidades de Mallorca se tuvieron que suspender en su mayoría por el mal tiempo. En muchos casos solo se pudo realizar el Encuentro propiamente dicho entre las imágenes de la Virgen María y Jesús. En algunas zonas de la Isla como Felanitx, Andratx, Porreres o Sóller la lluvia permitió el desarrollo en el exterior. En el resto de pueblos, los emotivos encuentros se celebraron en su mayoría en el interior de los templos para evitar que el agua pudiera dañar las imágenes.

Manacor. La parroquia dels Dolors se convirtió en el escenario del Encuentro. Allí, con la iglesia llena, se realizó el acto religioso de la resurrección de Jesús. Tras la misa en Manacor, como en algunos municipios del Llevant, los Salers fueron los encargados de cantar las tradicionales canciones de Pascua.

Vilafranca. Los quintos y las quintas son los encargados de llevar a hombros las figuras de Jesús y la Virgen María y de esta manera realizar el Encuentro que también tuvo que celebrarse en la iglesia. Tras la misa, estos jóvenes son los encargados de cantar por el pueblo.

Felanitx. A pesar de la incertidumbre meteorológica, el Encuentro de Felanitx se hizo como marca la tradición, en la plaza de la Font de Santa Margalida. Incluso se celebró la procesión con Jesús resucitado desde la iglesia del Convent de Sant Agustí hasta sa Font. Tras el Encuentro se celebró la misa. Al finalizar ésta, un grupo de vecinos, los Salers, que en esta localidad también son tradicionales, realizaron un recorrido por la ciudad para cantar y realizar la antigua acapta.

Porreres. Delante del Lloc Sagrat y con las notas de la Filharmònica Porrerenca y la letra del coro parroquial se celebró el Encuentro, que fue uno de los pocos que pudo celebrarse al aire libre con tan solo una débil lluvia amenazando la ceremonia.

Llucmajor. Debido al mal tiempo el tradicional Encuentro tuvo que celebrarse dentro de la Parroquia. La talla de la Virgen María portada a hombros por varias feligresas partió del fondo de la Iglesia encontrándose en medio del templo con la talla de Jesús resucitado, que también fue llevado a hombros por feligreses. La Banda de Música de Llucmajor acompañó con su música el emotivo acto.

Sóller. Después de los problemas vividos al comienzo del fin de semana, el mal tiempo dio algo de tregua en Sóller, para alivio de los muchos feligreses. A primera hora de la mañana en la plaza de la localidad, un gran numero de vecinos se concentraron para ver el acto religioso. Se cantó así mismo el tradicional Regina Coelis.

Inca. Con algo de retraso frente al horario previsto, el encuentro entre Jesús y la Virgen Maria se produjo en el interior de Santa Maria la Major. La presencia de público y autoridades fue muy amplia, quedando el templo de Inca pequeño para albergarlos. Los tradicionales disparos justo después del momento de confluencia entre las dos imágenes dieron paso a la misa solemne con la que se cerraron las celebraciones de la Semana Santa en esta ciudad.

Sineu. Este pueblo tampoco se ha librado de los problemas meteorológicos y ha tenido que celebrar el encuentro en el interior de la iglesia al borde del mediodía.

Montuïri. El acto de resurrección también se celebró en el interior del templo. Allí, la banda de música local interpretó las notas del Aleluya. La talla de la Virgen pertenece desde hace siglos a la familia de can Socies de Tagamanent, y por ello sale al Encuentro desde la posada de esta familia en el pueblo. Una casa que este año ha cambiado de propietarios pero ha mantenido viva esta tradición.

Andratx. Muchos vecinos han participado de esta procesión, que se ha podido celebrar pese a algunas nubes amenazantes. El pueblo ha recuperado este año la figura de las blanquitas.

Enllaç a l'original:

https://www.ultimahora.es/noticias/part-forana/2019/04/21/1074121/encuentros-bajo-techo-part-forana.html