Iniciada oficialmente el 3 de octubre de 2018, la polémica autopista Campos-Llucmajor ya muestra su gran impacto sobre el territorio. La asociación ecologista Terraferida ha revelado hoy, jueves, como las obras ejecutadas por las empresas Copisa y Afex afectan al suelo rústico. Fotografías aéreas constatan el tamaño de la 'cicatriz' a vista de pájaro. El movimiento de tierras que genera el proyecto resulta espectacular.

De hecho, Diario de Mallorca el pasado día 5 de este mes de febrero ya informó de las consecuencias de los trabajos, especialmente visibles para cualquier conductor en la parte del municipio de Campos entre la rotonda del Mercadona y la zona del camino del agroturismo Can Llimona y Finca sa Canova.

Este jueves, Terraferida se ha pronunciado así: "El destrozo de Mallorca a vista de pájaro hiere al corazón. Y más autopistas conllevan más urbanizaciones, y más urbanizaciones, más autopistas. Tenemos que parar esto, nos llevan hacia el colapso. #AutopistaMai".

Cabe recordar que la tan controvertida iniciativa impulsada por el Consell de Mallorca (desdoblamiento de la carretera Ma-19 y embellecimiento de la entrada de Campos) debe costar en total alrededor de 33 millones de euros. El plazo de ejecución de las obras es de 22 meses.

La Plataforma Antiautopistes (página web www.autopistamai.org) discrepa seriamente con los argumentos de PSOE, Més, Podem, PP, El Pi y Ciudadanos. El tramo de unos 9 kms en que se actúa está en el punto de mira a pocos meses de las próximas elecciones.

En la actualidad, también en Mallorca, se cuestionan a su vez otras obras viarias de Lloseta, Algaida y Porreres. En previsión, planes que ya se miran con lupa, rondas de s'Alqueria Blanca y Campos, ampliaciones de las carreteras Algaida-Llucmajor y ses Salines-Colònia, entre otras.

Enllaç a l'original:

https://www.diariodemallorca.es/part-forana/2019/02/14/terraferida-revela-destrozo-causado-autopista/1392034.html?utm_source=rss