A pesar de ser la primera toma de contacto con la pista, los atletas mallorquines demostraron que van por el buen camino ya que hubo tres mínimas del grupo de edades, así como buenas sensaciones de cara a la temporada de pista cubierta.

Hubo gran participación, sobre todo en los 60 metros lisos, donde se pudieron ver unas diez series sobre el tartán del polideportivo Príncipes de España.

Esperança Cladera, como siempre, estuvo espléndida y ganó los 300 lisos femeninos con un buen tiempo de 39.39. Manu Ramírez, en hombres, corrió la distancia con 35.48 y el sub-20 Sebastià Pons (Cecome Sant Lluís de Menorca) lo hizo con 35.87.

El cadete Miquel Esteller, del Campos, logró la mínima nacional de pista cubierta con 37.87. Joana Maria Rigo (S'Hostal de Montuïri) se apuntó una mínima cadete en 1.000 metros lisos con el tiempo de 3:09.00.

Aina Mascaró (Siurell) logró la marca mínima en categoría sub-18 al saltar 1'59 metros en altura y Guillermo Enseñat (Siurell) superó los 1'83, quedando a un solo centímetro de lograrla; Alex Justin Durán (Joan Capó Felanitx) y Alejandro Sánchez (Speed) saltaron ambos 1'80 metros.

El cadete Víctor Vallejo ( S'Arenal-Llucmajor ) registró 7.75 en 60 lisos, marca cercana a la mínima. Jordi Roselló (Siurell), ya repuesto totalmente de sus dolencias, saltó 13'95 en triple, lo que significa que este año puede llevarle a estar regularmente en los 14 metros.

Una carrera en la que se prevé un buen futuro fue la de los 1.000 metros lisos, en la que Adrià Ceballos (Sant Josep) registró 2:41.21 y Mohamed Raisi, del Porreres, 2:41.76.

Enllaç a l'original:

https://www.diariodemallorca.es/deportes/2018/12/03/tres-minimas-nacionales-primer-control/1371429.html?utm_source=rss