El ayuntamiento de Porreres ha informado hoy de que “los 32 usuarios de la residencia social ya tienen nueva ubicación”. La consellera de Servicios Sociales y Cooperación del Govern balear, Fina Santiago (Més), se desplazó hasta la localidad acompañada por Javier de Juan, vicepresidente del Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS), donde se reunieron con la alcaldesa, Francisca Mora (El Pi) y el personal del centro.

Tras dicho encuentro explicaron que “de los 32 usuarios actuales, 16 ya han encontrado una salida a la situación por parte de las mismas familias”. De los 16 restantes, “6 tienen asignada una plaza en una residencia pública porque su situación es de prioridad social”. Los otros 10 “serán reubicados en diferentes plazas del IMAS de forma temporal; esta estancia será de tres meses, tiempo en el cual se estudiará y analizará caso por caso a fin de valorar si pueden optar a una plaza pública, en caso contrario, las familias tendrán que valorar las diferentes opciones como acudir a una residencia privada o asistencia social a domicilio”.

Govern, Ayuntamiento y residencia se muestran compenetrados. Se prevé que el cierre tenga lugar el 30 de noviembre. Paralelamente se negocia con el Bisbat habilitar un centro de día en una parte del edificio.

Mora valora y destaca "la buena predisposición desde el primer momento por parte de la conselleria de Servicios Sociales, del IMAS y de la directora de la residencia, en un tema tan delicado como es el cierre de esta residencia y sobre todo por hallar una salida a las personas mayores que hay internas".

Enllaç a l'original:

https://www.diariodemallorca.es/part-forana/2018/11/06/reubican-usuarios-residencia-social-porreres/1363034.html?utm_source=rss