Los alcaldes del PP y El Pi cargaron con dureza ayer contra la propuesta de zonificación del alquiler turístico anunciada por el Consell de Mallorca. En cambio, los primeros ediles progresistas la califican de "aceptable" para evitar la masificación turística y garantizar el acceso a la vivienda. La dureza del PP y de El Pi viene reflejada especialmente en lo que se refiere a las limitaciones de 60 días en determinados núcleos saturados, como es el caso de Alcúdia, Ariany, Santanyí, Fornalutx o Ses Salines. En este sentido, apuntan que se "dañará la economía de muchos particulares que el alquiler turístico les permitía llegar a final de mes o sufragar los estudios de sus hijos".

La división de los alcaldes mallorquines, en función de su posición ideológica, es patente. En este sentido, el presidente de la Federación de Entidades Locales de les Illes Balears y alcalde de Sencelles por El Pi, Joan Carles Verd, exigió al Consell de Mallorca que "escuche las propuestas de los ayuntamientos, ya que cada municipio es una realidad diferente". Verd criticó la limitación de los 60 días y en vivienda habitual en municipios como Ariany o Ses Salines, gobernados por El Pi.

El alcalde de Alcúdia, Toni Mir (El Pi), uno de los afectados por la declaración de núcleo saturado, aseveró: "Es evidente que con las limitaciones de 60 días no podemos estar de acuerdo y así se lo comunicaremos al Consell. De todas formas, debemos estudiarlo".

Por contra, el alcalde de Pollença, Miquel Àngel March (Junts Avançam), se mostraba satisfecho: "Creemos que con esta zonificación podremos seguir desarrollando la actividad del alquiler turística, que en estos momentos es la principal en Pollença".

Llorenç Galmés (PP), alcalde de Santanyí, se mostraba muy sorprendido: "No tenemos ni idea qué criterios han seguido para declarar Santanyí y Es Llombars como núcleos saturados. El Consell está creando agravios comparativos y perjudicando la economía de muchas familias con esta zonificación que ya anuncio que recurriremos". El presidente del PP, Biel Company, también cargó con dureza contra la norma: "No da soluciones, hay incongruencias en muchos municipios y ello perjudica el bolsillo de muchas familias mallorquinas"

Sin embargo, el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez (PSOE), se mostraba satisfecho: "Creemos que la regulación que se ha hecho es la necesaria y en nuestro caso tanto Santa Ponça, Paguera o Magaluf ya están declarados zonas saturadas desde el año 2011. La masificación va en contra de calidad turística y lo que debemos conseguir es facilitar que haya vivienda accesible para los residentes que en los últimos años se ha encarecido un 20% en Calvià". En este mismo sentido se pronunció el alcalde de Sóller, Jaume Servera (MES), que se mostró satisfecho de que Sóller núcleo saturado.

María Frontera, presidenta de la Federación Hotelera de Mallorca, se mostró cauta y no quiso pronunciarse hasta haber estudiado la zonificación con detenimiento. La patronal de alquiler turístico (APTUR), se reunió ayer en Porreres y hoy se pronunciarán.

Enllaç a l'original:

http://www.diariodemallorca.es/mallorca/2018/01/21/pp-alcaldes-acusan-consell-danar/1280964.html?utm_source=rss