El Consell de Mallorca ha anunciado una serie de medidas de seguridad contra incendios en un total de 13 municipios de Mallorca con una población superior a 4.000 habitantes e inferior o igual a 8.000. El objetivo es dotarlos de puntos de abastecimiento de agua para los bomberos para facilitar la labor de estos profesionales y mejorar la efectividad en caso de emergencia. Con ello se pondrá fin a las dificultades con las que a menudo se encuentran estos profesionales a la hora de apagar incendios en el centro de las localidades y para acceder con los camiones a zonas urbanas.

La institución insular invertirá en estas actuaciones un total de 615.000 euros. El conseller de Desenvolupament Local, Joan Font, firmó con los ayuntamientos beneficiados un convenio para dotar de estas bocas de incendio en zonas accesibles. Los que se han adherido ha sido: Alaró, Algaida, Artà, Binissalem, Bunyola, Esporles, Lloseta, Maria de la Salut, Muro, Petra, Porreres, Santa Maria del Camí y ses Salines.

Los técnicos del Consell han realizado informes sobre los criterios a seguir para la instalación y ubicación de los hidrantes en las vías y espacios públicos. En estos documentos se valora si es más efectiva la reparación o una nueva instalación.

Ésta es la tercera fase del proyecto impulsado hace unos años con el objetivo final de que todos los pueblos de Mallorca, a final de legislatura, tengan puntos de abastecimiento de agua.

Enllaç a l'original:

https://ultimahora.es/noticias/part-forana/2017/10/20/300825/consell-incrementa-medidas-seguridad-contra-incendios-pueblos.html